FANDOM


¿Pero Qué Hicieron?/Transcripción
What Have You Done (Title Card)
Nombre del Episodio Original (EUA):
What Have You Done?
Nombre del Episodio en Latinoamérica:
¿Pero Qué Hicieron?
Nombre del Episodio en España:
¿Qué Habéis Hecho?
Número del Episodio:
Episodio 24
(Temporada 1)
Código de Producción:
692-006
Director:
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "¿Pero Qué Hicieron?", el vigésimo cuarto episodio de la Primera Temporada de Hora de Aventura.

Personajes

Transcripción

(Finn y Jake están en el Reino Helado, escabulléndose de los guardias pingüino).

Finn: Nuestra misión secreta para capturar al Rey Helado está en marcha. Aunque creo que no debería decirlo en voz alta.

(El Rey Helado está sobre su cama armando un rompecabezas).

Rey Helado: Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere (Su timbre suena y se dirige a la puerta) ¿Quién llama? (Comienza a lanzar rayos helados) ¡Ya ya ya ya ya ya ya ya! (Ve una lata en el suelo) Ooh, alguien me dejó un obsequio ¿Crema de maní? Pero estoy a dieta. (Agita la lata, ríe y la abre; Jake sale de ahí y toma su corona)

Jake: ¡No deje la dieta!.

Rey Helado: (Arroja la lata al suelo) ¡Ahh! ¡Finn, has destruido mi fé en la crema de maní! ¡Ay! (No pasa nada) ¡Ay, no, mi corona es la que me da mis poderes!

Finn: (Taclea al Rey Helado con una larga tira de envoltorio) ¡Al ataque!

(Jake sostiene al Rey Helado, que está vendado, amordazado, y resistiéndose).

Jake: ¿Qué te parece, Finn hermano, si lo envuelvo como a un bebé?

(Jake envuelve mucho más al Rey Helado, que sigue resistiéndose).

Finn: ¡Al fin capturamos al Rey Helado!

Jake: (Con el Rey Helado atado a su espalda) Y… ¿por qué lo hacemos, tú?

Finn: La Princesa lo explicó cuando nos envió aquí, ¿recuerdas?

(Flashback en la Casa del Árbol, donde Finn y Jake hablan con la Dulce Princesa vía holograma).

Dulce Princesa: Capturen al Rey Helado y traigan-lo ante mí.

(Fin del flashback)

Jake: Hmm... Osea, no explicó nada.

Finn: Seguro tiene una buena razón.

(La escena transcurre en un Dulce Reino oscuro y lóbrego).

(Finn y Jake con el Rey Helado caminan por lo lóbrego, con las calles cubiertas con niebla).

Finn: ¿Dónde están todos?

Jake: Sí, este lugar está desierto, excepto por esa belleza.

(La Dulce Princesa con una máscara de doctor con nariz en gancho mask camina hacia ellos rociando un gas fumigante).

Dulce Princesa: Ich bin hier, Finn. ["Estoy aquí, Finn."]

(Finn y Jake gritan; La Dulce Princesa se quita su máscara y revela que es ella)

Dulce Princesa: Soy yo, der prinzess [“La princesa.”] ¿Lo trajeron?

Finn: Desde luego.

(Jake muestra al Rey Helado, que masculla, y la Dulce Princesa sonríe)

Finn: Y, ¿qué tiene que ver el Rey Helado con...?

Dulce Princesa: (Interrumpiéndolo) ¡Ay, no hay tiempo! ¡Rápido, síganme!

(Van al Castillo de la Dulce Princesa y caminan hacia un muro)

Dulce Princesa: ¡Ttubllaw!

(Un rostro de piedra aparece en el muro)

Stonesy: ¿Cuál es la contraseña?

(La Dulce Princesa apreta su mejilla)

Stonesy: (Ríe) ¡Acertaste! (Abre su boca como una entrada)

Finn y Jake: ¡Puerta secreta!

Dulce Princesa: ¡Esta escalera lleva al calabozo donde arrojaremos al malévolo Rey Helado!

Finn: ¿Qué atrocidad cometió para que lo encierren aquí?

Dulce Princesa: Chhh, él no hizo nada. Pero, nada.

Finn: ¿Qué?

Dulce Princesa: Es una larga historia, Finn. Verás, el Rey Helado...

Piñata: (Por intercomunicador) Dulce Princesa, se le requiere de inmediato en el Gran Salón.

Dulce Princesa: ¡No! ¡Necesito más tiempo! (Voltea una mesa).

Piñata: (Colgando de la rama de un árbol) Oh, está bien, padrísimo.

Dulce Princesa: Está bien, está bien, debo irme. Ustedes vigilen al Rey Helado hasta que yo vuelva (Aterradora) y prepárense para hacerlo aullar de dolor.

Finn: ¡Entendido, princesa!

(Van al calabozo, un búho vuela sobre Finn, Jake, y el Rey Helado que está ante una mesa)

Rey Helado: ¡Ah, esto es un atropello!

Jake: ¡Silencio, prisionero! Tenemos que registrar sus pertenencias. Una corona mágica, (Susurra a Finn) de dudosa procedencia.

Rey Helado: ¡¿Cuál dudosa?! ¡Yo la fabriqué! ¡La hice con la magia que robé! ¡Así que dénmela, o haré poses amenazantes frente a ustedes! (Comienza a hacer poses y Finn le rocía con una manguera)

Finn: ¡Tranquilo, recluso! (El agua comienza a azotar al Rey Helado).

(La escena cambia. El Rey Helado está en una celda con solo dos barras)

Rey Helado: ¡Estas barras no pueden detenerme por siempre! Y solamente hay dos. Ustedes no pueden vigilar a un prisionero siempre.

(Finn y Jake se ponen cascos)

Finn: ¡¿Ah, no?! ¿Qué tal estos cascos que hallamos? ¡Y tenemos el oculus de la rehabilitación!

Rey Helado: ¿Ah?

(El Rey Helado mira arriba y hay un ojo gigante mirándolo)

Oculus: ¡Pórtate bien!

Finn: ¡Y la repisa de la penitencia!

(La corona del Rey Helado está en una repisa llorando. Caen lágrimas bajo ella)

Corona del Rey Helado: (Llorando) Lo siento... Lo siento mucho...

Rey Helado: ¿Por qué no me dan mi corona? Puedo crear barras de hielo.

Jake: (Corriendo con la corona) ¡Ya estás!

Finn: ¡No, Jake! Es un truco.

Rey Helado: Estoy jugando con ustedes, psicológicamente. (Ríe)

(Cambio de escena. Finn y Jake construyeron una serie completa de barras para la celda)


Finn: ¡Listo!

Rey Helado: Entonces, ¿de qué se me va a acusar?

Finn: Ah...

Jake: Por hacer cinco maldades seguidas ¡Guau!

Finn: Sí, ¿qué importa eso?

Rey Helado: ¡Ay, claro que importa! Esto funciona así… ¡Primero, quebranto una de sus inútiles leyes, y después me persiguen maliciosamente!

Finn: Tiene sentido. Si te portas mal, te castigo.

Rey Helado: (Pica la cara de Finn) ¡Tonto! Y mil veces tonto. Has alterado ese orden ¿Estás listo para oír esto? ¡No he cometido ningún delito recientemente!

Finn: ¿En serio? Ah...

Rey Helado: (Ríe) ¡Te estoy volviendo loco!

Finn: ¡Jake, está empezando a convencerme de que hicimos mal!

Jake: Compadre, (Le lame) por el poder de mis babas piensa en todas las terribles maldades que ha hecho.

Finn: Sí... ¡Sí! Tú eres nocivo y te mereces estar en la cárcel.

Rey Helado: ¿Ah, sí? ¿Saben quién sí merece estar en la cárcel? ¡Estas cosas son nocivas para la salud! (Toma un espejo cubierto con una manta, detrás de la litera de su celda)

(Quita la manta del espejo, pero al hacerlo apaga la vela de la celda)

Finn: Ahh, no veo nada.

Rey Helado: ¡Observen! (Trae el espejo a la luz pero se quiebra con el suelo cuando lo golpea contra él) Ay, ¡Observen! (Lo sostiene en el aire pero cae en pedazos) Observ… (El Rey Helado camina hacia las barras de la celda con un pedazo de espejo en su mano y refleja los rostros de Finn y Jake) ¡Observen a los nocivos!

Finn: ¿Nosotros somos nocivos? Jake, me estoy volviendo loco. Parece que el Rey Helado tiene razón en eso. Pero si tiene razón, eso significa que...

Jake: ¡En el Dulce Reino!

Finn: No, es algo mucho, mucho peor.

(Voltea hacia la celda, donde el Rey Helado está en cama, y abre la puerta)

Finn: De pie.

Rey Helado: (Sale de la cama) ¿Es hora de mi descanso en el patio, jefe?

Finn: No, te dejaremos ir. Decidimos que encarcelarte fue un error.

Rey Helado: Esto es un truco, ¿verdad?

Finn: ¡Lárgate, antes de que cambie de opinión!

Rey Helado: (Saliendo de la celda) Ay, seguramente debe haber alguien esperándome afuera para golpearme. Ay, ¿dónde está mi corona? (Se va)

Jake: Bueno, ya todo está en orden. Qué bonito.

Finn: No, aún no.

(Finn entra a la celda, trae a Jake consigo y cierra la puerta)

Jake: Ah, que la...

Finn: Lo siento, pero como ahora somos los malos, debemos estar en la cárcel.

Jake: Insensato.

Rey Helado: ¡Hey!

(Finn grita)

Rey Helado: ¡Fuera de mi habitación!

Finn: ¿Sigues aquí? ...¡Ya lárgate y déjanos!

Rey Helado: Ósea que, ¿de verdad me dejan en libertad?

Finn: Como te dije, estuvo mal arrestarte.

Rey Helado: (Lagrimeando) Entonces, ¿tú, me crees? Oh, no puede ser. Todo ese odio entre nosotros se ha transformado en algo mejor. En amistad. De mejores amigos. (Muestra su puño para chocarlo) Chócalas. (Finn bofetea su puño) Ah, lo haces con enfado ¡Ay, esa será nuestra señal de “Amiguis-amiguis”! Bueno, ¡hasta luego, amigos del alma!

Finn: Sácate, ya quisieras.

Rey Helado: ¡Hechizo "Detección de Puerta Secreta"! (Dispara un rayo mágico y un túnel se abre en las escaleras) ¡Perfecto! (Huye por el túnel) ¡Wu ji ji ja ja ja ja ja!

(Justo después de haberse ido, la Dulce Princesa aparece saliendo de un túnel en el suelo)

Dulce Princesa: Lamento la demora.

Jake: Ay, cuantas puertas secretas hay aquí.

Dulce Princesa: (Se pone unos guantes rosados de hierro) Y ahora, Rey Helado, prepárate para aullar de (Nota que se fue) ¿dolor?

Finn: Wow, está tan orgullosa de que hayamos hecho lo correcto que casi se ve furiosa.

Dulce Princesa: (Se quita los guantes) ¿Dónde está el Rey Helado?

(La escena va afuera, donde el Rey Helado huye volando)

Rey Helado: ¡Al fin! ¡Libertad y amigos PARA SIEMPRE!

(De vuelta al calabozo)

Dulce Princesa: ¡¿Pero qué hicieron?! (Voltea una mesa y enfurece)

Finn: Pues, ¿qué hicimos?

(La Dulce Princesa abre la puerta y toma a Finn y Jake)

Dulce Princesa: Les mostraré. (Se los lleva)

(En el Gran Salón, la Dulce Princesa corre una cortina)

Finn: ¡Ah!

(La habitación está llena de Dulce Gente, cubierta de hielo y acostada en camillas, enfermos e infectando con hielo a otra Dulce Gente)

Starchy: Ahora sí siento que estoy influenciado.

Dulce Princesa: Una plaga de gripe por frío intenso.

Finn: ¿El Rey Helado hizo esto?

Dulce Princesa: Bueno, sí y no.

(Flashback)

(En el Reino Helado)

Dulce Princesa: (Narrando) Esto pasó hace 3 días.

(El Rey Helado aparece volando en lo alto)

Rey Helado: (Ríe) ¡Oye, Princesa, observa mi nuevo truco! (Comienza a echar copos de nieve frotando su barba) ¡Está nevando, está nevando por ti!

(La nieve cae al reino y la Dulce Gente juega con ella)

Dulce Princesa: (Narrando) No creemos que quisiera causar la enfermedad, pero muy pronto el reino se infectó por la escarcha de su barba.

(La Dulce Gente se torna azul y comienza a temblar, la Dulce Princesa está en su habitación leyendo)

Dulce Princesa: (Narrando) Al investigar, descubrí rápidamente que la única forma de curar a mi gente era obteniendo los aullidos de dolor del propio Rey Helado.

(En el Reino Helado, la Dulce Princesa esta con Arcoiris con un dispositivo de sonido. El Rey Helado está en la cima de una montaña)

Dulce Princesa: (Narrando) Pero cuando le supliqué directamente...

Dulce Princesa: Por favor, suplico su ayuda. En nombre de toda la gente bien del Reino Dulce.

Rey Helado: Ósea, ¿cómo? Se supone que me odias… y estás coqueteándome.

Dulce Princesa: ¡No!

Arcoiris: (Traducido) En verdad, eres una criatura indigna incluso para desdén de mi Lady. 

Rey Helado: ¡Entendí muy bien la “palabrota”! Definitivamente estás coqueteándome.

Dulce Princesa: ¡Nada que ver contigo!

Arcoiris: (Traducido) ¡No lo puedo creer! 

Rey Helado: ¡Fuera de aquí, mujeres!

Dulce Princesa: (Narrando) Tuvo oportunidad de ayudar, ¡y no hizo nada!

Rey Helado: Ay, no puede ser, vino porque le importo.

(Fin del flashback)

Dulce Princesa: No tuve más alternativa que hacerlo aullar a la fuerza.

Jake: ¿Haciendo que nosotros dos lo golpeáramos?

Finn: No puedo golpear al Rey Helado por nada. Va contra mis principios.

Dulce Princesa: Lo sé, lo sé. Tienes razón. (Comienza a llorar)

Finn: Pero conseguiré que dé esos aullidos. Voluntariamente. Me ofrezco.

Dulce Princesa: Ay, gracias, Finn. Yo... (Llora)

Finn: (Posa su mano sobre la cara de la Princesa) Shhhh...

(En el Reino Helado, Finn y Jake corren hacia el Castillo del Rey Helado)

Jake: Hermano, ¿cómo vamos a hacer que aúlle?

Finn: Tengo un plan para engañarlo, pero no te agradará.

Jake: Que siniestro suena ¡No me agrada!

(Entran al Reino Helado)

Finn: ¡Rey Helado, sal de donde estés!

Rey Helado: ¡Allá voy! Eh, je, ¿es una voz de amistad la que escucho? (Camina a la habitación con un juego de mesa) Bien, ¿están listos para una noche de juegos?

Finn: ¿Noche de juegos? Qué raro.

Rey Helado: ¿Qué? ¿Por qué?

Finn: Ya sabes cómo son los amigos, ¿verdad? ¿Ha tenido amigos antes?

Rey Helado: Ah... sí.

Finn: Sí, entonces sabes que los amigos siempre aúllan de dolor entre sí, ¿verdad?

Rey Helado: Sí... ¡claro! ¡Todo el mundo sabe eso! (Ríe con vergüenza)

Finn: (Sostiene el dispositivo de sonido) ¿Aullarías por mí, amigo?

Rey Helado: Wuy, por supuesto, amigo. Woo-¡jejejeje! ¡Lo siento, es que me da la güegüencha! No puedo aullar sin reír antes sin control ¡Me da tanto gusto que hayan venido aquí! (Ríe, cae sobre su espalda y toma el fondo de su túnica y se balancea) ¡Soy una banana! (Ríe) ¡Soy una banana!

(Un Jake encogido salta al hombro de Finn)

Jake: No tenemos otra opción ¡Démosle una paliza!

Finn: ¡No, Jake! Es...

Rey Helado: (Se levanta) ¿Ah? Tienes un insecto, amigo ¡Ah! (Palmea a Jake y al hacerlo golpea a Finn)

Finn: Argh... ¡Ay, qué loco, ahora me va a mí!

Rey Helado: (Revisando el juego de mesa, toma una pieza del juego) Miren, yo hice estas piezas con mis propios dientes.

Finn: Uuu buu, baa baa, baa baa, buu buu...

Rey Helado: ¿Ah? ¿Quién llora?

Finn: Buu buu. Me golpeaste, Rey Helado. Creo que no podré seguir viviendo sabiendo que mi mejor amigo me golpeó.

Rey Helado: ¡Pero yo solo estaba salvándote de ese bicho!

Finn: Me muero, porque si no te intereso yo- (Finge su muerte)

Rey Helado: ¡No! ¡Mi... amigo! ¡¿Qué he hecho?! ¡Mi amigo! (Toma a Finn) Mi único amigo.

Jake: ¿Qué?, ¿y yo qué?

Rey Helado: ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?! ¡¡¡¿POR QUÉ?!!!

(El grito es tan fuerte que llega al Dulce Reino, donde el hielo se rompe de la enferma Dulce Gente)

Starchy: ¡Me siento como antes! (Le crecen músculos) Como cuando era el súper hombre Moldum.

(Más Dulce Gente se cura)

Dulce Princesa: ¡Todos están mejorando! ¡Finn y Jake lo lograron! ¡Ich bin so strudel, ich bin so strudel...! ["¡Me mareo, me mareo...!"] (Casi voltea una camilla pero se desmaya en ella)

(De vuelta al Reino Helado)

Rey Helado: ¡¡¡¿POR QUÉ?!!!... Ay ¡Bueno, Gunter!, deshazte de Finn.

(Finn se levanta)

Finn: (Balbucea tristemente).

Jake: ¡Eres brillante! Esos aullidos seguro llegaron hasta...

Finn: ¿Viste qué pronto se deshizo de mi cuerpo sin vida? No hay temor a Dios.

Jake: Hermanito, si yo me encontrara con tu cuerpo sin vida, te apretujaría dramáticamente y cantaría: “Hossana en las alturas.”

Finn: Gracias, amigo.

Jake: Oye, ¡¿por qué esperar?! ¡Hazte el muertito!

(Finn lo hace y salta a los brazos de Jake y él se va saltando sobre las cimas de las montañas hacia el Dulce Reino)

Jake: ¡Ohh! Je je je je. Hossana en las alturas ¡Ah ja ja ja jay! ¡Se me fue mi amigo!

- Final del Episodio - 

Transcripciónes
Anterior
"Fantaseando Con un día Lluvioso"
Siguiente
"Su héroe"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar