FANDOM


— Este episodio es una continuación de "Amor Loco" (Ver Transcripción) —

Amor Peligroso/Transcripción
Mortal Recoil (Title Card).jpg
Nombre del Episodio Original (E.U.A.):
Mortal Recoil
Nombre del Episodio Latinoamérica:
Amor Peligroso
Nombre del Episodio España:
Retroceso Mortal
Número de Episodio:
Episodio 25 (Temporada 2)
Código de Producción:
1002-052
Director:
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "Amor Peligroso" el vigésimo quinto episodio de la Segunda Temporada de Hora de Aventura y el número 51 en total.

Personajes

Transcripción

(El Episodio comienza con unos gritos, luego se abrirse un puerta y se muestra a la Dulce Princesa en una camilla siendo trasladada a urgencia por la Doctora Helado y la Enfermera Pastelillo. A su lado Finn, Jake y el Rey Helado y atrás la Dulce Gente y algunas Princesas, entre ellas la Princesa Esmeralda, la Princesa Grumosa, la Princesa Mora, la Princesa de Trapo, la Princesa Slime y la Princesa Hot Dog, todos gritando preocupados por la Dulce Princesa).

Doctora Helado: Está totalmente sucia en un noventa por ciento de su cuerpo, el otro diez por ciento está horrible.

Enfermera Pastelillo: ¡¿Sobrevivirá, Doctora?!

Doctora Helado: No lo sé, Enfermera Pastelillo (Entran a la sala de urgencia donde en un monitor se ven los pulsos de la Princesa) ¡Ponle azúcar, dos cucharadas! (Le ponen azúcar en el rostro de la Dulce Princesa pero se observa que su pulso se fue) ¡La perdemos!

Rey Helado: ¡No, no mi número uno! Princesa, si te mueres por mí ¡Nunca te lo perdonaré! (Finn lo mira con rabia) ¡Estaré perdido, perdido en mi laberinto emocional!

Finn: ¡Agh! (Golpea al Rey Helado en el rostro).

Doctora Helado: Espera, Finn (Busca los pulsos de la Dulce Princesa con un estetoscopio).

Finn: ¡¿Qué?!

Doctora Helado: Sus niveles de azúcar se estabilizan (Se observa a la Dulce Princesa volviendo a su estado normal y todos se alegran por lo ocurrido).

Dulce Princesa: Sí, estoy bien. Sólo necesito descansar.

Rey Helado: Todo tiene sentido ahora, vi algo muy raro que pasó y se metió dentro de la Princesa.

Doctora Helado: ¿Está bien? ¿Por qué?

Rey Helado: Es sólo que... después de que la Princesa cayó al pozo vi algo muy raro que pasó algo que aún no entiendo (Le llega la espada de Finn cerca de él) ¡Ay! ¡Esperen! ¡No, escuchenme!

Finn: ¡No! Mejor cierra la boca, anciano.

Rey Helado: ¿Anciano? (Se ríe) Yo no estoy anciano.

Jake: No, no estás anciano, estás vejete (Se muestra a la Dulce Gente hablando a espaldas del Rey Helado).

Rey Helado: Anciano... yo... ya veo. Todo tiene sentido ahora (Hace un hechizo y rompe la ventana de la habitación) Me voy, princesa, lamento mucho que mi piel te diera asco. Nadie quiere ver esta vieja piel, nadie en el mundo (Llora).

Finn: ¡Ya vete de aquí! 

Rey Helado: Paz, bro (Vuela por la ventana con su barba y se despide). Finn: Ah... lamento eso, Princesa.

Dulce Princesa: El mago de hielo es un tonto debilucho.

Jake: Sí... (Se muestra a la Princesa de Trapo entrando al lugar).

Princesa de Trapo: ¡Ey, Finn! Las otras princesas y yo te hicimos una mochila nueva.

Finn: ¡Wow! Princesa de Trapo, es fabulosa (Toma la mochila) Gracias.

Princesa de Trapo: No hay de que, Finn (Se sonroja y se va riendo).

Jake: Te ves como una masa gris enferma pero vamos a hacer que te sientas fabulosa (Se muestra a la Dulce Princesa seria).

Finn: Deberíamos llevarla a su habitación ¿No?

Jake: Sí, hermano y luego vamos a hacer trucos de magia.

Finn: ¿Como magia falsa? (La Dulce Princesa se queda dormida).

Jake: ¡Sí! Como, chiqui-chiqui-chiqui-chiqui ¿Dónde quedó la bolita?

(La escena se vuelve negra y se reanuda con la Dulce Princesa durmiendo).

Finn y Jake: Princesa... Princesa (Ella se despierta) ¡Sorpresa! (Se muestra la habitación de la Dulce Princesa llena de flores).

Finn: Recogimos cada flor del Dulce Reino sólo para tí.

Jake: ¡Jojui! (La Dulce Princesa no hace nada).

Finn: ¿Dulce Princesa?

Dulce Princesa: (Con un tono grave) Ah... ah... (Empieza a retorcerse en la cama).

Jake: ¡A canjio! (Se esconde detrás de Finn) ¿Qué le pasa a la Dulce Princesa? 

Finn: (Susurrándole) ¡Calla, viejo! Se supone que debemos cuidarla, na hacerla sentir mal.

Jake: Ya lo sé, hermanito. Pero es que se ve muy... rara.

Finn: Está confundida por el accidente, amigo. Nos haremos cargo de ella hasta que se sienta mejor.

Jake: Bueno, lo que tú digas.

Finn y Jake: ¡Agh! (Observan que la Dulce Princesa no se encuentra en la cama y la escuchan en el baño).

Finn: ¡Princesa! (Ambos corren al baño) ¿No deberías estar en la cama? (La carga en sus brazos y se la lleva a su cama) Princesa, te... tengo que decir algo. Ah... ¿Jake? (Con su cabeza le indica que se vaya).

Jake: ¡Ah! Sí, claro. Voy a ver si ya puso la marrana (Sale de la habitación despejando la puerta de las flores con su mano).

Finn: Princesa, el sueter que me diste me salvó (Saca el sueter de su mochila) Casi me súper matan pero él me salvó. Y, quiero decirte gracias por llenar el sueter del poder de alguien que te gusta mucho porque... me gustas mucho (Observa que la Princesa lo mira y él comienza a reírse y se sonroja) No... no deberíamos hablarlo ahora, tú descansa.

Dulce princesa: Finn... necesito que me traigas unas cosas.

Finn: Sí, Princesa (Jake lleva a la habitación junto con Mentita).

Mentita: Princesa, le traje un poco de té... ¡Ah! (Suelta la bandeja de té y se asusta a ver a la Dulce Princesa y comienza a actuar raro).

Jake: ¿Y ahora tú qué traes? (Mentita de manera extraña escapa de la habitación) Ay... Algo raro está pasando.

Finn: ¡Jake!

Jake: ¡Ahjay! (Se asusta).

Finn: Traeré cosas para la Princesa. Ahora vuelvo.

Jake: Ay... (Aterrado ve a Finn lléndose y mira a la Dulce Princesa).

Dulce Princesa: Ah... Ha... (Comienza a respirar de manera lenta y profunda).

Jake: Ay, Princesa. Lamento que no te sientas bien (Se muestra a la Dulce Princesa respirando profundamente) ¡Ah ya sé! Te cantaré una canción. Yo sé que amas mis canciones (De un escritorio busca una radio y un micrófono, crea dos bongos de su cuerpo y comienza a tocarlos).

Dulce Princesa: ¡Ah! (No soporta el sonido).

Jake: ¡Y dice! (Comienza a cantar) Princesa, te ves muy mal. Pero te vas a aliviar para que puedas "gozal" ven conmigo a "bailal" (Toca sus bongos).

Dulce Princesa: ¡Argh! (Con su mano toca las flores de su habitación y las marchita al instante).

Jake: ¿Ah? (Observa a la Dulce Princesa retorcerse en la cama y a hablar incoherencias) Admito que no era una gran canción, es más, era  muy mala. Ya me cayo (La Dulce Princesa continúa hablando de  manera extraña) ¡Y comienzo con una nueva! (Nuevamente toca sus bongos).

Dulce Princesa: ¡Argh! (Comienza a sacudir fuertemente su cama y prende fuego en toda la habitación).

Jake: Ay... (Aterrado).

Dulce Princesa: (Le habla a Jake con una siniestra voz y con su rostro semi derretido) ¡Jake...!

Jake: ¡Ah! (Se asusta y de golpe sale de la habitación) ¡Ay mamachita - ay mamachita - ay mamachita! (Se esconde detrás de una maceta) Tal vez el desperdicio tóxico dañó su cerebro, le dió poderes demoniacos ¡¿O qué se yo?! (Finn llega al lugar) ¡Hermanito, no te comprometas! ¿Qué es todo eso?

Finn: Ah... Lejía, gas encendedor, amoníaco, gasolina... ¿No sé? Cosas de chicas... plutonio.

Jake: No te expongas, hermano. No... ¡No-no-no-no-no-no-no!

Dulce Princesa: (Sale de la habitación y toma las cosas que trajo Finn) Gracias (Entra a la habitación y cierra la puerta).

Finn: ¡No hay de que!

Jake: ¡Espera, hermanito!

Finn: ¿Qué pasa?

Jake: Es que, la cama de la Dulce Princesa estaba en llamas.

Finn: ¡¿Qué, está bien?!

Jake: Ella provocó el fuego.

Finn: ¿Con un cerillo?

Jake: Ay, pues no sé. Creo que con su mentesita inocente.

Finn: Mmm...

Jake: Mira, te voy a mostrar (Va a la puerta).

Finn: ¡Jake, esper...!

Jake: ¡Shh! (Abre la puerta y observa la habitación oscura y desolada) ¿Prin... Princesa?

Finn: Por allá

(Finn señala una luz pasando por debajo del baño. Ellos van a la puerta del baño, al acercarse, Finn toca la puerta para llamar a la Dulce Princesa).

Finn: Princesa ¿Estás ahí?

Dulce Princesa: (Grita con una voz grave) ¡Estoy ocupada!

Finn: ¿Ves? Sólo tiene un momento de privacidad.

Jake: ¡Voy a espiar! (Observa por el cerrojo de la puerta del baño).

Finn: ¡¿Jake qué rayos!?

Jake: ¡Ay papantra!

Finn: ¡Vamos, viejo. No seas maleducado!

Jake: ¿Quién lo hubiera imaginado?

Finn: ¡Oye! (Jake lo forcejea a Finn para que observe igual) ¡Ah...!

Jake: ¡Mira... eso!

Finn: ¡Ah! (Observa a la Dulce Princesa con un aspecto extraño creando una sustancia verde en la tina y después la bebe) ¡Aguarda, Princesa! ¡Ah! (De una patada echa la puerta abajo y la Dulce Princesa cada vez que toma la sustancia se vuelve más grande) ¡Ah! ¡Baja la tina! (La Dulce Princesa destruye la tina y los golpea).

Finn y Jake: ¡Ah! (Con el golpe van contra la pared y la destruyen, por el otro lado se observa al Rey Helado escuchando lo que ocurre).

(La Dulce Princesa destruye el techo del lugar haciéndose cada vez más grande llegando al punto de ser más grande que el Dulce Reino).

Dulce Gente: ¡Ah...! (Observan a la Princesa corriendo hacia un Guardián de la Promesa Real).

Guardián de la Promesa Real: Presencia malvada detectada ¡Defiéndanse! (Se defiende contra la Dulce Princesa).

(La escena se cambia a Finn y Jake en el suelo acompañados del Rey Helado).

Rey Helado: Hey, Finn ¿Estás muerto o qué?

Finn: ¿Qué...? Rey Helado ¿Qué haces aquí?

Rey Helado: Ey, tuve que vigilar a la Princesa porque ella está poseída por el Lich.

Finn: ¡Ay! Eso no lo sabes.

Rey Helado: Pero sí lo sé. Lo ví con mis ojos de hechicero.

(La escena se cambia a un flashback donde se muestra el cuerpo de la Dulce Princesa al salir de pozo en la que cayó).

Rey Helado: En el pozo, ví que algo salió del Lich y se metió dentro de la Princesa (El flashback se termina) Pero no estaba seguro de que fuera real porque cuando tienes ojos raros y de hechiceros a veces ves cosas que son reales y otras veces cosas muy locas (Se observa la visibilidad de sus ojos con muchos monstruos rodeando a Finn y Jake) ¡Cosas raras todo el tiempo frente a tí! Siempre ¡Ay! que horror. Chicos, déjenme ayudarlos porque no quiero que mi futura esposa sea, físicamente inatractiva.

Finn: Escucha, viejo loco. No dejaré que la mates dos veces, así que largo. Vamos, Jake (Ambos se van a detener a la Dulce Princesa).

Rey Helado: ¡Ay!

Finn: ¡Allá vamos, Princesa!

Jake: Viejo, dejemos que el Rey Helado nos ayude, que la congele, eso nos daría tiempo para...

Finn: ¡Olvida eso! La voy a liberar con mi sueter de me gustas.

Jake: Tú... ¡Mandas! (Lo lanza hasta la Dulce Princesa).

Finn: ¡Me gustas, Princesa! (La Dulce Princesa lo golpea en el rostro y lo manda a volar) ¡Ah!

Jake: ¡Finn! (La Dulce Princesa agarra a Jake).

Finn: (Cae donde el Rey Helado) ¡Ah! Ah... ah... Gustarle, no funcionó. Ella, es imparable ¿A no ser...? (Observa a Jake siendo golpeado por la Dulce Princesa).

Jake: ¡Auh-auh-auh! 

Finn: Ay... ¿Rey Helado? Yo... necesito que congeles a la Dulce Princesa ¿Me ayudas?

Rey Helado: ¿Ah? ¡Ay! ¿Estás seguro?

Finn: Sí.

Rey Helado: ¡Bien! (Agarra a Finn del brazo y vuelan donde está la Dulce Princesa).

Finn: Yo hago que levante la mirada. Tú congelas sus piernas (El Rey Helado lo lanza donde está la Dulce Princesa) ¡Soy un gato, un gato muy ágil!

Jake: ¡Ay...! (Siendo sometido por la Dulce Princesa).

Finn: ¡Jake, pato! (Jake vuelve a su forma y se escapa, al llegar volando le agarra un mechón de su cabello y se lo coloca en la cara) ¡Miau, Rey Helado!

Rey Helado: ¡Agh! (Le congela las piernas a la Dulce Princesa seguido de todo su cuerpo, Finn se aferra a un ave y se escapa) ¡Gracias, Pato Loco! (Toda la Dulce Gente lo celebran) ¡Sí, yupi!

Finn: Bien hecho, Rey Helado.

Rey Helado: ¿Ah, sí?

Finn: Sí, viejo (Se ve que el soporte que mantenía el cuerpo congelado de la Dulce Princesa se destruye haciendo que el cuerpo caiga al suelo y se rompa en pedazos. Finn y Jake quedan en shock con lo ocurrido).

Rey Helado: Muy bien, esta vez yo no la maté. Todo el mundo lo vió (Se muestra al Guardián de la Promesa Real con el rostro destruído).

Guardián de la Promesa Real: ¡Claro!

Finn: ¡Tenemos que llevarla al hospital!

(La escena se cambia al hospital donde la Doctora Helado, la Doctora Princesa y la Enfermera Pastelillo reconstruyen a la Dulce Princesa).

Doctora Helado: Inicien a pegar. Aquí, tratemos de juntar estas piezas (Se muestra como une dos piezas pero no combina) Voltéala (Ahora las piezas encajan) Perfecto (La pieza se la coloca en el cabello de la Dulce Princesa) Dénme más piezas, Enfermera Pastelillo.

Doctora Princesa: Es todo lo que tenemos, Doctora Mantecado.

Doctora Helado: ¿Qué? ¡No puede ser!

Enfermera Pastelillo: ¡Agh! ¿Qué hacemos, Doctora?

Doctora Helado: No lo sé, Enfermera Pastelillo.

(La escena se cambia a la Dulce Gente en las afueras de la sala de urgencias).

Finn: Espero que esté bien (De la puerta sale la Enfermera Pastelillo).

Enfermera Pastelillo: ¡Atención todo el mundo!

Finn: ¡¿Está bien la Princesa?!

Enfermera Pastelillo: Sí... pero hubo unas complicaciones.

Finn: ¡No!

Enfermera Pastelillo: Sí pero no había goma de mascar para trabajar, así que al parecer la Dulce Princesa... ¡Es más joven! (La Dulce Princesa sale de urgencias muy cambiada y toda la Dulce Gente se sorprenden) Tiene trece años ahora.

Rey Helado: ¡Ay, no! ¿Por qué? Bueno, yo ya me voy mejor (Sale volando por la ventana).

Finn: ¿Trece años? Es de mi edad (Se muestra a la Dulce Princesa observándolo con ternura y se forma un amoroso ambiente entre ellos).

Jake: ¡Ulalá!

Dulce Princesa: Abrázame, héroe.

(La Dulce Princesa abraza a Finn y él sólo la queda viendo. La Dulce Gente celebra y Finn reacciona y la abraza. La escena se va desplazando lentamente mostrando a toda la Dulce Gente contenta pero al final se muestra al Caracol saludando aún siendo poseído por el Lich y realizando un gruñido siniestro).

- Final del Episodio -

Transcripciónes
Anterior
"Amor Loco"
Siguiente
"Rastro de Calor"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar