FANDOM


El Jardín de la Bruja/Transcripción
The Witch's Garden (Title Card).jpg
Nombre del Episodio Original (E.U.A):
The Witch's Garden
Nombre del Episodio en Latinoamérica:
El Jardín de la Bruja
Nombre del Episodio en España:
El Jardín de la Bruja
Código de Producción:
692-022
Número de Episodio:
Episodio 14 (Temporada 1)
Director:
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "El Jardín de la Bruja", el décimo cuarto episodio de la Primera Temporada de Hora de Aventura.

Personajes

Transcripción

(El episodio comienza con una Rana con Corona caminando con FinnJake siguiéndole)

Jake: ¿Qué, hasta cuándo vamos a perseguir a esa rana?

Finn: Sólo quiero ver que se ponga esa corona.

(La rana pasa por un portón cerrado).

Finn y Jake: (Corriendo hacia la puerta) ¡Wow!

Jake: ¡Veo la luz!

Finn: (Apuntando al candado del portón) Lástima que no tengamos la llave de esto.

Jake: Por favor, papá (Indicando sus piernas) ¡Aquí están mis llaves!

(Finn ríe y se sube a la espalda de Jake. Jake se estira por sobre el muro del jardín)

Finn: ¡Whoo-hoo!

(Finn y Jake aterrizan en el jardín).

Jake: ¡Wow! ¡Ve que belleza!

Finn: Jake ¿Son donas?

Jake: Pues, parecen donas.

Finn: Pero tal vez son donas venenosas (Jake empieza a olfatear una de las donas del arbusto) ¡Sí! ¡Huélelas, Jake! ¡Succiona esas toxinas!

(Jake la olfatea con fuerza).

Jake: Pues veneno sí tienen... pero no identifico de cuál.

Bruja: ¡Ey! ¡Ey! (Va hacia Finn y Jake con su bastón). (Levanta su bastón) ¡Razzamafu!

(Cambia de lugares con Finn y Jake)

Jake: ¡Hey!

Finn: ¡¿Qué haces?!

Bruja: ¡Te comiste una de mis rosquillas!

Jake: No. Sólo la olfateé.

Bruja: ¡RAAAAAGH! ¡Tú mientes! ¡El olor a perro mágico está en todas partes!

Finn: ¡Ya relájese, señora! ¡¿Qué pashú?!

Jake: Mire, Señora Bruja.

Bruja: ¡Nunca me casé!

Jake: Y yo nunca me comí sus rosquillas.

Bruja: ¡Tú... estás comiéndote una ahora mismo!

Jake: (Con la boca llena) ¡No estoy...! (Nota que sostiene una rosquilla) ¡Jo-juy! Qué extraño... No recuerdo haberla tomado, Finn. Mi subconsciente debió tener hambre. Ah... es igual. (Se termina la dona)

Bruja: (Se convulsiona con furia). ¡MÁGICOS ESFUMICOS!

Jake: Oh, oh. (Recibe un hechizo)

Finn: ¡AAH! (El humo mágico hace que los dos tosan). Jake, ¿estás bien?

Jake: Creo que sí, gracias. Con algo de frío. (Nota que está en ropa interior) ¡UHH!

Bruja: ¡Jajajajajaja!

Finn: ¿Qué es lo que te ha hecho?

Bruja: (Ríe) ¡Le robé sus poderes mágicos!

Finn: ¡¿Por robarte una de tus billones de rosquillas?!

Jake: No quiero saber qué me habrías hecho si te robo a tu esposo.

Bruja: (Más furiosa) ¡QUE NO ESTOY CASADA!

Finn: El punto es que usted exagera.

Jake: No hay derecho (Apunta su cuerpo) Quedé excesivamente aguadito.

Bruja: La única forma para que te devuelva tus poderes es admitiendo tu error y disculpándote de verdad... o me daré cuenta.

Jake: No, ¡¿qué me voy a disculpar?! ¡Tú eres la que está mal, bruja loca! (A Finn)... ¿O no?

Finn: Estoy contigo, gordis.

Bruja: (Se convulsiona con furia). ¡¡AAAARRGH!! (Moviendo su bastón) ¡Regresadiricus-por-donde-han-venidicus!

Finn: ¡Ah, estás inventando eso!

(Él y Jake desaparecen)

Bruja: (Frota una de las donas) Ay, ¿están bien mis ricas y glaseadas rosquillas? Eh... Un segundo ¡ERES UN MENTIROSO! ¡AAY! ¡MENTIROSO EN TODAS PARTES! (La rosquilla era un bagel. La escena cambia a la Casa del Árbol)

Finn: ¡Debe haber una forma de que te devuelvan los poderes! ¿De dónde los tienes? ¿Naciste con ellos? ¡¿O... tuviste un raro accidente industrial?!

Jake: Eso fue hace mucho tiempo, hermano. Allá en mi... pueblo natal. (Una burbuja de recuerdo aparece sobre su cabeza.) Era yo apenas un cachorrito y estaba revolcándome en el lodo y, ay, como... me cuesta trabajo recordar (La burbuja explota. Jake resopla de exhaustión) Uy, recordar es muy difícil.

Finn: ¡¿Y luego qué?!

Jake: Ay. Pues no sé... supongo que fui al lodo, y... me convertí en un perro mágico y ya.

Finn: ¡Okay! ¡Ya sé qué hacer! ¡Te llevaré a todos los lugares donde haya lodo hasta encontrar el que te confirió tus poderes!

Jake: (Echándose) No, ahí sí estás muy mal. ¿Sabes cuántos charcos de lodo hay en nuestra tierra? Quizá cuatro o hasta cinco. Qué flojera.

Finn: ¡Jake, por favor! ¡Siempre hemos tenido suerte, amigo! ¡Tal vez el primer lodo que hallemos sea el correcto!

Jake: Estás tonto... ¡pero sí te quiero!

Finn: (Salta por la ventana) ¡Pues, a darle! ¡Hyuh! ¡Whoo-hoo!

Jake: ¡Sí, vamos!

(Finn cae sobre sus pies; Jake cae sobre su cara con ruido)

Finn: ¡Ah canijo!

Jake: Olvidé que ya no tengo poderes mágicos. Y sin mis poderes ¿cómo vamos a encontrar el lodo?

Finn: ¡Corriendo! ¡Como chivas locas! (Finn corre rápidamente)

Jake: (A sí mismo) Todo este tiempo, yo creí que correr era un... poder mágico. (Jake comienza a caminar con dificultad. De pronto, se cansa.) Ah... Mírenme ¡Estoy corriendo! (Resopla fuertemente; la cámara va delante de él cuando va más despacio) Ay, no... (Ruido; la cámara vuelve a Jake.) (Sin aliento) Qué feo.... es... correr...

Finn: ¡Párate, carnoso!

Jake: Es muy difícil.

Finn: Creo que puedo subirte a mi maleta.

Jake: (Esforzándose) ¡Cuñá, bebé no alcanza! (Finn se dobla hacia atrás; Jake toma el cuello de Finn) ¿Estás bien?

Finn: (Asfixiándose) Me estás ahorcando... un poco.

(La escena se traslada al Río de Basura)

Finn: ¡Mira! ¡Cruzando el Río de Basura hay un charco de lodo!

Jake: ¡Me convertiré en un bote! (Se esfuerza) Ah, qué tiempos aquellos cuando tenía mis poderes.

Finn: ¡Pasaré nadando, sencisillito! (Salta al río) ¡Vamos, Jake! (Nada a través, dejando a Jake atrás)

Jake: (A sí mismo) Nah, qué, eso ha de ser muy cansado.

(Una proyección del Subconsciente de Jake aparece sobre un mueble en el río)

Subconsciente de Jake: Tienes razón, Jake. Es muy cansado.

Jake: (Jadea) ¡¿Tú quién eres?!

Subconsciente de Jake: ¡Soy tu subconsciente!

Jake: Está bueno, pero, qué haces aquí?

Subconsciente de Jake: ¡Vine a decirte que lo que sientes en el fondo de tu corazón es cierto! Es muy difícil cruzar el río nadando. Es más fácil si te pones un sombrero (Le alcanza un sombrero a Jake) ¡Ten un sombrero!

Jake: (Usa el sombrero) ¡Sí, gracias!

Jake y su subconsciente: Je, je, je.

Jake: Con un sombrero me siento más seguro y más certero, y lero lero.

Finn: ¡Jake! ¡Deja de hablar contigo mismo y cruza el río!

Jake: No, no, no. No puedo nadar en este río. Mi subconsciente dice que es un trabajo muy severo y se me va ensuciar el sombrero.

Finn: (Gruñe) ¡Que odioso es el carnosito! (A Jake) ¡Espérame ahí!

(Finn se sumerge y comienza a recolectar varias cosas. Cuando toma una tapa de bote de basura, un gran ojo se descubre y se abre. Finn vuelve a la superficie y comienza a construir algo, mascullándose a sí mismo y visiblemente molesto)

Jake: ¿Qué estás haciendo, Finn? 

(Finn continúa construyendo una catapulta con la basura, aún mascullando enojado a sí mismo.)

Finn: ¡Todo!

Jake: ¡Que muchachito tan trabajador!

(Finn tira de la palanca de la catapulta) 

Jake: Ah, eso me gusta (Jake se sube a la catapulta) Una silla para mi trasero— (Finn suelta la palanca, lanzando a Jake a la otra orilla del río y al charco de lodo) ¡Lodo Aventura!

Finn: ¡¿Funciona?!

Jake: ¡Uy, sí, mucho, mucho! ¡De hecho, tú también deberías meterte al lodo! ¡Así, los dos seríamos mágicos!

Finn: ¡Sí! (Se une a Jake en el lodo. Ambos ríen y se revuelcan) Esto no está funcionando.

Jake: No es el lodo correcto. Sinceramente, deseaba que los dos fuéramos mágicos.

Finn: (Suspira) Está bien... Entonces, busquemos otro charco de lodo.

Jake: No, hermano. Es que quiero evitar la fatiga ¿Por qué no le seguimos mañana?

Finn: ¡Agh! ¡Es inútil! ¡Vuelve con la bruja y discúlpate para que te devuelva tus poderes!

Jake: ¡Nunca me digas eso! Prefiero quedarme sin poderes antes que disculparme. Yo seré flojo pero también soy altivo.

Finn: (Enojado) ¡NI SIQUIERA LO INTENTAS! (Le quita el sombrero a Jake) ¡Primero, no querías correr! ¡Y ahora solo te—Ay! ¡Y tú no te importa que—Ay! ¡Y es que...!

Jake: Ir de aventura es muy difícil para alguien como yo sin poderes.

Finn: Pero tú eres un aventurero.

Jake: ¡No, qué aventurero! Desde ahora no soy más que un perro viejo... Lo cual es irónico si consideras mi cuerpo de bebé regordete.

(Algo grande emerge desde el río; Finn y Jake jadean. De una gran pila de basura emerge un gran esqueleto vivo)

Gary: Observad a la hermosa sirena del río. (Finn hace un gesto de disgusto) ¿Cuál de ustedes, mortales, quiere unirse a todo esto(Refiriéndose con su cuerpo) Ajá, ja, ja...

Finn: Ah ¿Cómo... cómo decirle que “es de lo más horrible” sin ofenderla?

Gary: ¡RAAAAAARGH!

(Gary conjura una bola de fuego.)

Jake: ¡Voy a espantar a esta señora! (Ladra)

(Gary les arroja la bola de fuego pero ellos la evaden.)

Finn: ¡¿Cómo vencer poderes como ese?!

Jake: Hermano, tengo una idea.

Finn: ¿Qué te pasó?

Jake: ¡Frota mi pancita! Soy perrito de departamento.

(Finn gruñe enojado.)

Finn: (Ataca a Gary) ¡YAAAAH!

(Gary evade su ataque y escupe una sustancia negra hacia él, noqueándolo. Gary ríe)

Jake: ¿Finn? (Gary lleva a Finn a su nido.) ¡Finn! ¡Oye, Finn! ¡Tienes que salvarte! ¡Eres un héroe, papá! ¡Yo solo soy un perro! ¡Bueno! ¡Pero ay de perros a perros! ¡Voy por ti! (Trata de trepar el árbol) ¡Ay! ¡Ya voy!

Finn: ¿Jake? (Los huevos gigantes a su alrededor comienzan a abrirse.)

Jake: ¡Tu tranquilo, yo nervioso! (Falla al trepar del árbol) Ay, Finn... ¿Por qué no vienes a cargarme?

(Los Polluelos nacen.)

Polluelos: ¡Hambre! ¡Hambre! ¡Hambre!

Jake: (Sonido desesperado) ¡Si tan solo tuviera mis poderes!

Bruja: (En la memoria de Jake) La única forma para que te devuelva tus poderes es...

Jake: ¡Ya sé, ya sé, ya sé! ¡Me disculparé, no me disculparé! ¡En fin, en fin!

(La escena se traslada al jardín de la Bruja. La bruja está plantando un pastelillo.)

Bruja: (Al pastelillo) Ah, lo estás haciendo bien... ¡¡Y te odio tanto!!

Jake: (En el portón) ¡Brujita! (Se esfuerza por pasar el portón, pero es muy gordo) ¡Señorita, brujita! ¡Necesito mis poderes! ¡Así que ya, perdóname! ¡Perdóname por comerme tu rosquilla! ¿Ya?

Bruja: Razzamafu.

(Jake aparece en frente de la Bruja)

Jake: Ay... ¿Eso qué? No siento que hayan regresado mis poderes.

Bruja: Mmm... Disculpa denegada.

Jake: ¡¿Qué?! ¡¿Pero, por qué?!

Bruja: Porque tardaste demasiado. Ahora, tienes que disculparte haciendo una variedad de cosas humillantes.

Jake: ¡Estás bien, pero bien loca!

Subconsciente de Jake: Humíllate. Es la única forma de salvar a Finn.

Bruja: ¡¿Quién es?! (Se sorprende)

Jake: Es mi subconsciente.

Bruja: Entonces él también debe hacerlo.

Subconsciente de Jake: Ay...

(Cambio de escena. Jake está bailando con su subconsciente con flores en su ropa interior.)

Jake: Yo, Jake el Perro, mientras bailo con mi subconsciente, con flores sembradas en mi intimidad, me disculpo por todo...

Bruja: (Comienza a grabar con vídeo cámara) A ver, a ver. Otra vez.

Jake: ¡¿Vas a hacer un vídeo?!

Bruja: Es para mi boletín.

Jake: No, olvídalo. Tengo mi dignidad.

Bruja: Entonces, adivina. Ya puedes irte olvidando de tus poderes... ¡PARA SIEMPRE!

Jake: (Al subconsciente) Uy, no. Subconsciente ¿qué hago ahora?

(Su subconsciente tose y cae.)

Subconsciente de Jake: Estoy muriendo, Jake.

Jake: ¿Qué?

Bruja: Hm. Dice que está muriendo. Que esa sea una lección para ustedes. (Tiembla) Ah...

Jake: ¿Cómo está eso de que te estás muriendo?

Subconsciente de Jake: Es que... soy el subconsciente de tu lado mágico. (Tose) Adiós, hermano...

Jake: ¡No! ¡Perrito! ¡Perrito! (Llora) ¡Finn el Humano es inocente!

Bruja: Al fin te desmoronas.

Jake: ¡Sí! (Solloza) ¡Si tan solo fuera más humilde, mi subconsciente no estaría muerto, y mi mejor amigo no estaría atrapado en el nido de una sirena!

Bruja: ¡Sí! ¡GANÉ, GANÉ, GANÉ! Creo que ya aprendiste tu lección. (Amablemente) Te perdono.

(Jake recupera su pelaje)

Jake: (Estira mágicamente sus brazos) ¡Mis poderes! Que buena eres señora bruja— (Lanza su bastón lejos) ¡Tenga!

Bruja: ¡WAAA! (Cae) (Jake toma otra rosquilla y la come. Su subconsciente, ahora bien, va sobre su espalda y se van.) ¡¿Qué no aprendiste tu lección?!

Jake: ¡¡¡HASTA CREES!!! (Él y su subconsciente ríen)

(La escena se traslada al nido otra vez. Finn despierta)

Polluelos: ¡Hambre! ¡Hambre!

(Finn grita.)

Gary: Recuerden guardar el cerebro como postre.

(Los Polluelos van hacia Finn. Finn tiembla de terror)

Jake: ¡Cariño que Dios me ha dado para quererlo, dame un besito! (Jake la besa con gran fuerza, noqueando a Gary hasta el río.) (A los Polluelos) ¡Y ustedes, mis pequeñitos, son tan tiernos que podría abrazarlos hasta aplastarlos!

(Los Polluelos huyen)

Finn: ¡Jake! (Abraza la cara de Jake) ¡Nunca debí haber dudado de ti!

Jake: Me da gusto que hayas aprendido tu lección: por ti haría cualquier cosa.

Finn: Ah, así es como recuperaste tus poderes ¿eh? ¿Te disculpaste con la bruja?

Jake: Em... (Suda profusamente) ¡No! ¡Eso no! Creo... ¡Creo que hallé el charco correcto! Sí, eso fue... o ya no recuerdo. No hay que hablar de eso... (Chismorrea sus labios con alivio)

- Final del Episodio -

Transcripciónes
Anterior
"La Ciudad de los Ladrones"
Siguiente
"¿Qué es la Vida?"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar