FANDOM


El Visitante/Transcripción
Titlecard S6E27 thevisitor.png
Nombre del Episodio Original (E.U.A.):
The Visitor
Nombre del Episodio Latinoamérica:
El Visitante
Nombre del Episodio España:
El Visitante
Número de Episodio:
Episodio 27 (Temporada 6)
Código de Producción:
1025-183
Director:
Andres Salaff (Supervisor)
Nick Jennings (Arte)
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "El Visitante", el vigésimo séptimo episodio de la Sexta Temporada de Hora de Aventura y el número 183 en total.

Personajes

Transcripción

(El episodio comienza en una noche tranquila en la Casa del Árbol, se muestra a Jake durmiendo, a BMO durmiendo sentado en el sillón, a Neptor durmiendo junto con la Manteca de Mar y a Finn durmiendo pacíficamente en su cama. Se muestra nuevamente afuera de la Casa del Árbol donde se ve que algo se estrella cerca de las montañas causando un gran resplandor. Este resplandor cambia la escena al rostro de Finn dentro del océano y siendo despertado por el cometa visto antes dándoles pequeños golpes en su cabeza)

Bebé Finn: Ese es el cometa que deberías seguir (Se muestra a Finn de bebé al lado de Finn y mira a su alrededor).

Finn: Ah... sí, ya sabía (Agarra al bebé Finn y camina donde el cometa).

Bebé Finn: Oye, ten cuidado ¿Sí? Sujétame.

Finn: Tranquilo, jamás te dejaré ir (Habla en su mente). En serio, jamás (Continúa siguiendo al cometa hasta un abismo, luego el cometa se introduce en una gran grieta y se crea un resplandor). Guau ¿Fue todo? Eso fue muy rápido.

Bebé Finn: Sí, eso es. Ya es hora de despertar.

Finn: ¿Qué, ahora?

Bebé Finn: Sí.

Finn: ¿Qué, justo ahora?

Bebé Finn: Que sí.

(La escena se cambia al rostro de Finn muy seco y rápidamente se muestra a Finn parado en un árbol seco y en un lugar muy desierto).

Finn: (Tosiendo) Ay... ¿Dónde estoy? (Observa una gran nave estrellada en el lugar) ¿Qué pasó con ese cometa? (Observa un pequeño pueblo a lo lejos) ¿Y la villa de agricultores? ¿Cuánto llevo caminando? (Un buitre se posa en una rama del árbol seco).

Buitre: Viejo, al menos llevas caminando dos días.

Finn: Guau, quiero agua... (Se va del lugar).

Buitre: No, espera... Argh, ay no.

(La escena se cambia a Finn caminando por unos cultivos totalmente secos).

Finn: Mmhm... Los campo se ven algo mal (Observa unos cultivos secos y caidos) Descuidados. Me pregunto si esta villa tiene agua (Se sorprende) ¡Ah, sí! Ya la ví (Corre al pueblo y cansado se encuentra con un pueblerino) Disculpe, señor ¿Podría tomar agua? He caminado por días (El pueblerino acepta y le señala que puede tomar agua y Finn se ríe) Increíble (Abre la llave para tomar agua y se recupera al instante y ríe otra vez) En serio ¡Gracias, amiguito! Salvaste mi vida por completo, sin ofenderte (El pueblerino sólo lo mira) ¿Qué, oye? ¿Qué no hablas? Ah ¿Eres uno de los chicos del cometa? (Apunta la nave) ¿De allá arriba? (El pueblerino sólo lo observa) Escucha, no soy un experto pero creo que necesitarás más maíz (Apunta un maíz seco) Y asegúrate de que esté derecho o tal vez el choque cometa necesita más maíz blando.

Lionel: No, soy un chico normal, sólo que no debo hablar con extraños.

Mamá de Lionel: ¡Lionel! ¿Qué te he dicho de hablar con extraños? ¡Quero que entres en este instante! (Lionel obedece y se va. Finn escucha una voz por altavoz en el árbol).

Finn: ¡Agh!

Martin: ¡Niño humano!

Finn: ¿Pero qué...?

Martin: El espíritu árbol no permite aprovechados. Pásame la tapa de la máquina de escape o hazte a un lado.

Finn: ¿Papá...? (Se acerca al árbol).

Martin: ¡Oye-oye! ¿Qué estás haciendo? No quiero que te acerques.

(Finn comienza a subir al árbol. Al llegar a la cima observa una especie de casa y mira a Martin comiendo unos huevos de un nido).

Finn: ¿Papá? (Martin al verlo se sorprende y escupe muchas plumas).

Martin: ¡Finn!

Finn: ¡¿Papá?!

Finn y Martin: ¡¿Qué demonios estás haciendo aquí?!

Finn: ¿Qué? Me estabas gritando.

Martin: ¡No-no-no-no-no! Era el espíritu árbol. Comandante de los árboles y portador del mal tiempo.

Finn: Papá...

Martin: ¿Qué...? Ah, no me creiste eso ¿Eh? Ah... tenía que intentar (Se ve que su brazo derecho no lo tiene) Esos pequeñines harían todo por el espíritu árbol... (Se muestra a Finn sorprendido al ver que su brazo no está) ...los tengo buscando partes para mi nave de escape, en lugar de plantar en sus campos ¿No es grandioso?

Finn: Papá... tu brazo.

Martin: ¡Ah, esto! (Se ríe) Sí, cuando mi nave chocó salí volando por la ventana (Se muestra un flashback de cómo ocurrió lo que está explicando) Abrí un cometa en el aire y mi brazo quedó atrapado en un hoyo de carpintero (El flashback termina).

Finn: Guau...

Martin: Pero está bien ¿Sabes? Los brazos van y vienen, la familia es lo importante. Aunque hablando de brazos (Señala el brazo derecho de Finn) Veo que tú tienes uno nuevo increíble ¿Qué te parece?

Finn: Ah... ¿Sí? Lo conseguí con la espada del sueño de la Dulce Princesa.

Martin: ¡Ajá! Bien.

Finn: De hecho, por un tiempo, pensé que si te veía otra vez te iba a arrancar el brazo.

Martin: Pues... sí... nadie te culparía, sí pero definitivamente ya no te sientes así ¿Cierto?

Finn: No, no... Es... está bien.

Martin: (Se saca el chaleco y revela su brazo derecho y se ríe) ¡Que bien! ¡Bien! ¿Qué tal un abrazo?

Finn: (Se libera de Martin) ¡¿Qué demonios, Papá?! ¿Todo lo que dices es mentira?

Martin: No-no, claro que no.

Finn: Bueno... agh ¿Hay algún modo de saber la diferencia? 

Martin: (Se ríe) Espero que no (Afuera se escucha campaneo) Cielos, guarda esa idea. Esos pequeños trajeron el bulbo de la máquina de mi nave (Entre sus cosa saca un megáfono) Disculpa (Comienza a hablar por el megáfono) Les enviaré a mi santo emisario Martin Mertens y a su hijo normal Finn. No olviden hacer todo lo que Martin diga.

(La escena se cambia a Martin afuera con Finn y con su máquina que construye).

Martin: Ya casi... un poco más, un poco más sigan moviéndose... (Se observa acercarse una gran pieza de la nave donde estan ellos) eso es... un poco más... y... ¡Alto! (Se observa que la pieza era movida por los pueblerinos de la villa) Fantástico trabajo, chicos. Es absolutamente fantástico.

Finn: ¡¿Qué haces, Papá?! (Se acerca a los pueblerinos) ¡Estás acabando con ellos! (Limpia a uno) ¿Por eso los estás mintiendo, para que se destruyan por tí?

Martin: ¿Qué? ¡No-no-no-no! Finn, les encanta, mira (Acaricia a un pueblerino y éste sonríe) Cuchi-cuchi-cu-cuchi-cuchi (El pueblerino se le sube en su brazo) Están ayudando, pobre hombre necesitado (Finn lo mira sériamente) Te gusta ayudar a otros ¿No es así? Lo haría yo mismo, si pudiera, soy muy fuerte para pasar por las escotillas (Finn continúa mirándolo) Vamos, dame una oportunidad (Agarra la pieza) Van a entregarme la última pieza y puedes venir a ver si quieres, luego desapareceré mañana en la mañana (Coloca la pieza en su máquina).

Finn: Ah, claro.

Martin: Sí, tranquilo. Sé que estoy fastidiando tu estilo ¿No es así?

Finn: Ah... sí, sí creo que...

Martin: Claro que sí. Ahora a traer esa pieza.

(La escena se cambia mostrando nave estrellada de Martin y luego se muestran a Finn, Martin y algunos pueblerinos camiando a dicha nave).

Finn: Hace mucho calor aquí (Se resbala).

Martin: Pues sí, hijo. Es la máquina calentándose, es una cosa de esta nave. Se calienta (Llegan a la nave y los pueblerinos suben a una pequeña entrada).

Finn: ¿Debe calentarse?

Martin: No, pero así es la vida. Okey bebés, necesito esta pieza (Muestra un dibujo de un timón) Es un timón, está en el cuarto de control (Muestra una entrada llena de cables sueltos y escombros cortantes y quemados).

Pueblerino de nariz azul: Agh...

Martin: Al último no lo querrá espíritu árbol (Los pueblerinos se dirigen a la entrada).

Finn: ¡Alto-alto-alto-alto! (Detiene a los pueblerinos) No tienen que entrar ahí si no quieren.

Pueblerino de nariz amarilla: No, creo que queremos (Entran al lugar y Finn mira con desprecio a Martin).

Martin: (Mira a Finn) Okey... ¡Ya sé, ya sé! Finn, es la última pieza de la nave ¿Sí? Pero te prometo que compensaré a los pequeñines esta noche (Se ríe) Ven acá (Agarra a Finn).

Finn: (Forjado) ¡Mmm...!

(La escena se cambia en la noche donde se ve a los pueblerinos tocando unos tambores cerca del fuego, a otros comiendo maíz y a Martin bebiéndose toda el agua de la villa).

Martin: ¡Diviértanse, amigos! Esta es su noche ¡Ey-ey! Cuiden el acabado (Señala a algunos pueblerinos arreglando su nave) La nave está lista para partir (Bebe más agua) Animales fiesteros ¿Aún tiene hambre? (Ve a unos pueblerinos comiendo maíz).

Pueblerino de nariz morada: ¿Mmm?

Martin: ¡Vamos! (Levanta una pequeña granja y suelta todos los cultivos de maíz) Lo dijo el espíritu árbol, coman hasta que no puedan ¡Atásquense! (Finn lo mira pero un pueblerino lo llama).

Finn: Ah, lo siento chicos ¿Quiéren aprender uno más? Okey, miren esto (Con sus manos chesquea sus dedos y realiza un ritmo con sus manos y un pueblerino trata de imitarlo) Ay, que lindo. Ah, oigan... ustedes ¿En verdad creen en el espíritu árbol?

Pueblerino de nariz verde: En realidad, creo que no. Sólo queríamos ayudar.

Finn: Mmm... (Llega Martin a la conversación).

Martin: ¡Ey! Es Finn el pequeñín ¿Puedo sentarme? (Se sienta alrededor de Finn y se ríe) Miren eso ¿Y viste a alguien sentarse así?

Finn: (Lionel se sube en su mochila) Creo que no. Oye, Martin...

Martin: ¿Sí?

Finn: Ah... creo que en realidad necesito respuestas, como ¿De dónde vengo? ¿Quién es mi mamá?

Martin: (Se ríe) Ouh... (Se ríe incómodamente) Agh... ¡Okey! Ah, la historia es que naciste en un bote, creo. Era un bote de bananas...

(La escena se cambia a un supuesto flashback que muestra lo que Maritn está relatando).

Martin: A la mitad del océano y... ¡Muchas cosas intentaron comerte! Ballenas, peces, calamares ah... había un tigre y... ¡Algas! Esas plantas (Se muestra a Finn pequeño con las algas y haciendo ruiditos. El flashback se corta) Tu mamá era... ¿Okey? No lo sé, hablar de eso me estresa, quizás después (El flashback se reanuda) Y un día, me llamaron a una misión peligrosa, era una decisión de vida peligrosa (El flashback se termina y se muestra a Lionel acostándose dentro de la mochila de Finn) Dos caminos divididos en la noche y eso. Y... no podía traerte conmigo. Siempre planeé volver por tí pero no lo hice. Y esa... es la verdad ¡Y fin! (Se genera un silencio confuso) ¡Cuidado! (Agarra a Finn con sus piernas).

(La escena se cambia al otro día, en la mañana. Se ven a Finn durmiendo en el suelo junto con los pueblerinos bastantes gordos y en el cielo se ve volando el buitre de antes).

Pueblerino de nariz negra: Todo está arruinado, todos son gordos (Se ve que que un motor de la nave estrellada explota).

Finn: ¡Ah! (Se despierta por la explosión) ¡Ah, Martin!

Martin: (Se ve preparando su máquina) ¿Otra vez? Ah... ¡Buenos días, hijo!

Finn: ¡Martin! ¿Piensas irte? 

Martin: Tengo que hacerlo, Finn. Tengo la presión sobre mí ¡Cosas que no entenderías!

Finn: ¡¿Y qué pasará con los aldeanos, esa nave parece que va a explotar?!

Martin: Eah... Tal vez, no lo sé. Tal vez no explote, he visto cosas cien veces más raras que una nave que no explota.

Finn: ¡Ah, Papá! (Corre a la nave) ¡Tengo que ir a apagarla!

Martin: Okey, okey espera ¡Alto! Si la vas a apagar, tienes que desactivar la palanca liberadora de calor en el centro de la máquina. Era muy justo para que pudiera entrar y estos pequeños no eran tan fuertes. Oye, puedo esperarte tal vez podemos ir al espacio juntos.

Finn: ¡¿Y por qué no me dijiste de esa palanca en primer lugar?! 

Martin: Ay, no lo sé ¡Guiño!

Finn: ¡Ah! (Activa la máquina de Martin).

Martin: ¿Qué...? (Su máquina sale disparado al cielo).

(Finn corre al la nave y se mete por el conducto que entraban los pueblerinos, gatea con dificultad junto con la calor. Entra por una puerta y encuentra la palanca de calentamiento).

Finn: ¡La palanca! (Se dirige a la palanca y trata de desactivarla) ¡Ah...! ¡Está... atorada...! (De su mochila aparece Lionel).

Lionel: Ay, no. Esto es nuevo para mí. Ahm... (Abraza a Finn).

Finn: ¡Argh...! (Logra desactivar la palanca y el calor se estabiliza. Salen por una escotilla en la cima de la nave y saludan a los pueblerinos, ellos se levantan y también saludan).

(La escena se cambia mostrando la villa desolada y la nave abandonada).

Finn: Ay... ¿Sábes que es extraño? Que ni siquera era un cometa lo que chocó allá (Se ve a Finn caminando por el bosque y cargando a todos los pueblerinos) Entonces ¿De qué se trató el sueño? No entiendo a mi cerebro. Escuchen, cuando volvamos a la casa del árbol, seré yo quien hable ¿Okey? 

- Final del Episodio -

Transcripciónes
Anterior
"Estrellas Doradas"
Siguiente
"La Montaña"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar