FANDOM


La Ciudad de los Ladrones/Transcripción
City of Thieves (Title Card)
Nombre del Episodio Original (EUA):
City of Thieves
Nombre del Episodio en Latinoamérica:
La Ciudad de los Ladrones
Nombre del Episodio en España:
La Ciudad de los Ladrones
Código de Producción:
692-012
Número del Episodio:
Episodio 13
(Temporada 1)
Director:
Historia:
Storyboard:
{{{Row 9 title}}}
No information
{{{Row 10 title}}}
No information
Demasiados parámetros
Este artículo es una transcripción de "La Ciudad de los Ladrones", el décimo tercer episodio de la Primera Temporada de Hora de Aventura.

Personajes

Transcripción

(El episodio comienza en el bosque, donde Jake es visto caminando sobre los árboles)

Jake: ¡Vamos, jovencito, eres muy lento! ¡Acelera, acelera!

(Finn le sigue con unos zancos tratando de caminar como él)

Finn: ¡No estoy acostumbrado a correr en cuatro patas!

Jake: ¿Ahora sí admites que es más difícil de lo que parece?

Finn: Nunca voy a contestarte... Oye, ¿dónde estás?

(Jake, en su tamaño normal, se oculta detrás de un árbol, alarga su pierna en el camino de Finn)

Jake: Je, je, je. Je, je, je (Hace que Finn caiga)

Finn: (Grita y cae) Okay. Lo admito, es más difícil de lo que pensé. (Ambos ríen)

Jake: De hecho, lo hiciste muy bien (Apunta a una ciudad cercana) ¡Mira eso, Finn!

(Ambos van hacia delante para apreciar lo que es)

Finn: ¡Wow!

Jake: ¡Parece una tortugota!

Finn: Creo que es como una ciudad de—

(Finn es interrumpido por una Bruja Árbol, que estaba oculta en un árbol, y asusta al dúo)

Bruja: ... ¡Ladrones! ¡Es la Ciudad de los Ladrones! ¡Te lo advierto muchacho; aquel que entra a la ciudad está destinado a volverse un ladrón! (Ríe) ¡Hasta tú!

Finn: ¡Yo no me convertiré en ladrón! ¿Qué no ve que soy un niño bien?

Jake: Sí. Póngase sus anteojos abuela. Este chico es limpio y puro. De hecho, está a punto de ayudar a esa niña que llora.

(Hay una niña llorando cerca de la ciudad. Finn y Jake van a ayudarla)

Finn: ¡Wow!

Bruja: ¡Estás advertido!

Finn: ¡Ya basta, señora! (Se acerca a la niña) Hola, pequeña, ¿estás bien?

Penny: (Llorando) ¡Ay, por favor, no me roben nada! (Se echa hacia atrás)

Finn: ¡No, nosotros no robamos! Somos héroes.

Jake: ¡Cambiaremos tu amargo llanto por encanto! (Forma con su cuerpo un rostro triste y luego un espiral)

(Penny sigue llorando)

Finn: ¡Jake!

Jake: ¡Ay, no me limites! (Se da vuelta) (A sí mismo) Esto es lo que yo llamo represión.

Finn: (A Penny) Bueno, ¿qué ocurre?

Penny: ¡Ay, fue horrible! ¡Estaba tratando de vender mis flores aquí en el desierto, cuando esos dos ladrones me robaron toda la canasta y luego corrieron hacia la ciudad! (Apunta a la ciudad)

Finn: ¿A la ciudad?

(Hag interrumpe otra vez, empujando a Finn y Jake)

Bruja: ¡DE LOS LADRONES!

Jake: Otra vez la...

Bruja: Te lo advierto hijo, entras a la ciudad y te volverás un ladrón.

Finn: ¡Jamás! Le daré sus flores a esta niña. (Sube a Penny a sobre su espalda)

Penny: Me llamo Penny.

Finn: Le devolveré sus flores a Penny y saldré de esa ciudad tan puro como la misma nieve (Él y Jake se dirigen a la ciudad junto con Penny) ¡Andando Jake!

Jake: (A la Bruja) ¡Sí, vamos a purificar esa ciudad!

(La escena se traslada al interior de la ciudad, donde se pueden ver varios aldeanos sobre algunos hogares. Finn, Jake y Penny entran)

Finn y Jake: Wow.

(Un duende le roba un anillo con gema gigante a un aldeano y se va)

Grandulón: ¡Mi joya!

Finn: ¡Alto ladrón! (El Grandulón ve a una mamá esqueleto con un bebé esqueleto y roba al bebé) ¡¡Alto!! (El bebé roba una rubí que el Grandulón posee en un diente)

Grandulón: ¡Ay, mi rubí!

Finn: ¡No, bebé, no robes! (El bebé esqueleto choca con el Sr. Tortuga. El Sr. Tortuga toma el rubí y lo inserta en un hueco de un rubí gigante  que tiene sobre su cabeza) ¡No robe, Señor Tortuga!

Penny: Finn, es inútil tratar de detener un ladrón aquí. Todos roban a todos, es súper-mega-ridículo.

Finn: ¡Penny! ¡Nunca digas eso!

Penny: ¿Súper-mega-ridículo?

Finn: No. Lo que dijiste de que era inútil, porque voy a recuperar tu canasta de quien la haya robado. Y luego derramaré mi pureza sobre ellos.

Jake: Sí, derramará su pureza sobre ellos y yo los voy a golpear hasta acabarlos, y vamos a jugar... a que éramos los buenos, y que somos un gran equipo, y que tú, y que yo-

Finn: ¡Podemos vencer a estos ladrones mientras buscamos la canasta de flores! (Se adentra a la ciudad)

Jake: Sí, señor (Le sigue de un salto.)

Finn: (Se dirige al Sr. Tortuga) ¡Oye, tortuga! ¡Te voy a dar tus pataditas! Además ¿no has visto la canasta de flores de Penny?

Jake: Hasta aquí llegaste, tortuga (El Sr. Tortuga escapa volando con turbinas) ¡Ay, quiero turbinas! (Un ladrón con ballesta roba el rubí del Sr. Tortuga)

Finn: ¡Ven acá, tú, el de la ballesta! (Jake se estira con Finn y Penny en su espalda. Finn golpea al Sr. Tortuga. El Hombre de la Ballesta toca el suelo y aparece un ladrón de dos cabezas que le roba la ballesta)

Hombre de la Ballesta: ¡Mi ballesta!

Penny: ¡Oye, mi canasta! ¡Es mi canasta! (El ladrón de dos cabezas se va con la canasta de Penny).

Finn: Descuida, Penny, iremos por ella en cuanto acabe con este tipo (Al Hombre de la Ballesta) ¡Robar es malo, tonto! (El ladrón deja el rubí)

Penny: (Ríe) Qué divertido, Finn.

(El Ladrón de dos Cabezas escapa riendo hasta que un Mago le decapita una cabeza y se la lleva junto con la canasta de Penny.)

Cabeza del Ladrón de dos cabezas: ¡Qué malo! ¡Mi cuerpo!

(El Mago, en su huida, se encuentra con un cíclope)

Cíclope: ¡Te voy a robar tu canastita de flores, mago!

Mago Ladrón: Sísgale-diablo-panzón (Desaparece pero deja la canasta. El Cíclope la toma y la vacía, pero aparece un ninja y le roba los lentes y la canasta)

Cíclope: ¡Mis lentes!

(Phil toca suelo y un ladrón pared de roca le roba la ropa)

Phil: Mi piyamita (Luego, un ladrón le roba los lentes) ¡MIS LENTES!

(Aparecen Finn, Jake y Penny. Jake golpea a Phil)

Finn: ¡Allá va! (Ve al ladrón de la canasta) ¡Os golpearé, travieso ladrón!

(El ladrón discute con otro sobre la canasta)

Ladrón: ¡Tú me robaste esa canasta!

Ladron 2: ¡No, no es cierto! (A su espalda, otro ladrón roba la canasta) ¡Oye, dame eso! ¡Yo lo robé primero! (El primer ladrón roba su espada) ¡Usaré mi espada! (Nota que no la tiene) Ah ¡Oye! (Persigue al ladrón con quien discutía)

(Finn, Jake y Penny llegan con el ladrón actual de la canasta)

Finn: (Al ladrón) ¡Oye, no entiendo por qué! ¡Pero es hora de pasar a la “cámara de purificación”!

(Aparece otro ladrón y roba la canasta)

Finn: ¡OYE!

(La canasta es robada otra vez por un ladrón con caña de pescar. Este es distraído por otro y otro ladrón roba la canasta, que vuelve a ser robada por otro ladrón colgando en pinzas de ropa. Otro ladrón roba la canasta mientras mueve la cuerda de ropa. Este huye y pierde la canasta, de la nada, por otro ladrón que huye más lejos.)

(Finn resopla de cansancio)

Finn: ¡¿Cómo se supone que recuperaremos esa canasta si nos la roban una y otra vez?!

Jake: ¡Vamos a robarle unas canastas a aquel muchachón! (Apunta a un dormido dueño de una tienda de canastas que está cerca) A fin que tiene muchas... y también tiene botas. Yo quisiera unas botas para parecer personaje importante.

Finn: ¡No, Jake! No podemos robar. Debemos seguir puros.

Jake: (Se queja) Ay, sí tú.

Penny: Tengo una idea. Mi mamá me contaba que hay un Rey de los Ladrones que vive en el centro de esta ciudad y que todo lo que les robaban a las niñas termina en su torre. Tal vez esté ubicado en su cofre del tesoro.

Finn: ¡Esa es una excelente idea, Penny!

Penny: Aunque hay una cosa; la torre en la que vive está rodeada por una barrera mágica, que mantiene alejados a los ladrones.

Finn: ¿Ya lo olvidaste? Nosotros no robamos ¡Somos puros! ¿O no, Jake? (Nota que no está) ¡¿Jake?!

(Jake se acerca sigilosamente al puesto de canastas y botas para robar un par de botas)

Jake: (Susurra) Botas, botas, botitas.

Finn: ¡Jake!

Dueño de la Tienda: (Despierta y nota a Jake) ¿Ah? ¡Oye! ¡Largo de aquí! (Golpea a Jake con un matamoscas)

Finn: (A Jake) ¡¿Qué estás haciendo?!

Jake: ¡Es la ciudad, está dominando mi alma! ¡Ayúdame, Finn!

Finn: (Calma a Jake) Para eso estoy aquí, amigo.

Jake: Ayúdame. Gracias, amigo… (Corre a robar las botas)

Finn: ¿Eh? ¡No! (Atrapa a Jake y forcejean) ¡No permitiré que te vuelvas un ladrón!

(Saca de su mochila unas campanas y las ata a los dedos de Jake)

Jake: ¿Y esto qué? (Hace sonar las campanas)

Finn: Campanas. Así se escuchará cuando trates de robar otra vez.

Jake: Ay. (Sigue sonando las campanas)

(La escena transiciona a Finn, Jake y Penny caminando una gran escalera)

Penny: La torre del Rey de los Ladrones está aquí.

(Finn y Penny llegan a destino, cansados)

Finn: Wow (Observa con asombro la torre con un campo de fuerza) ¿Estás lista para pasar, Penny?

Penny: Tengo miedo ¿Está bien si te espero aquí?

Finn: ¡Claro! (A Jake, que está por llegar) ¡Vamos, Jake, entremos!

Jake: (Agotado) Sí...Ya voy (Jake aparece con las botas puestas)

Finn: ¿Jake? ¡¿Ladrón-de sacaste esas botas?!

Jake: ¿Qué cosa? ¿Cuáles botas? (Se da cuenta que robó las botas) ¡Ay, no! ¡Esta ciudad me convirtió no solo en ladrón, sino en una mala persona!

Finn: (Molesto) Ahg, ¡Jake! ¡Eres un ladrón ahora! ¡Ya no podrás entrar!

Jake: ¡Sí, sí puedo! (Intenta entrar a la torre pero el campo de fuerza se lo impide y rebota contra él) (A Finn) No, no pude.

Finn: (Suspira) Sólo entraré yo.

Penny: La leyenda dice, que el botín está en el techo del Rey de los Ladrones. Buena suerte Finn. Ah, sí, y aquella ventana es la única entrada. (Apunta a la única ventana de la torre)

Finn: ... Mmh. Allá voy. Deséenme suerte. (Va hacia la torre)

Jake: Ella ya lo hizo.

Finn: Ah, sí... claro (Cruza el campo de fuerza con facilidad y comienza a trepar por la torre)

Jake: (Alentando) ¡Sube, Finn, sube! ¡Sube, Finn, sube!

(Finn logra entrar por la ventana y se encuentra con una soga que lleva al fondo de la torre)

Finn: ¡Ay, no! ¡¿Ahora voy a tener que bajar?!

(Apena toca el piso más alto, éste se desploma y Finn cae con los demás pisos que se parten en pedazos, mientras él grita. Finalmente, cae sobre una telaraña sano y salvo)

Finn: (A sí mismo) ¿Oh? ¡El Rey de los Ladrones! (Al difunto Rey de los Ladrones) Ah… siento no haber avisado... yo solo... ¿Ah? ¿Hola? (Encuentra el cofre dentro del cadáver) (A sí mismo) ¡El cofre! ¡Y está en su pecho! (Toma el cofre cuidadosamente) (Al Rey de los Ladrones) Gracias.

(Una rata sale de la órbita del cadáver del Rey de los Ladrones, asusta a Finn, grita y huye de la torre)

(Afuera, Jake le está contando una historia a Penny)

Jake: Y si hay mucho cerumen, llegará un momento en que ya no oigas nada.

(Finn aparece detrás de la torre con el cofre en las manos y sale del campo de fuerza)

Finn: ¡Ya lo tengo!

Penny: ¡El cofre! ¡DÁMELO! (Toma el cofre y saca una daga)

Jake: (Sorprendido) Ayayay. Tranquila, niña, tranquila.

(Penny ríe. Con la daga abre el cofre que está lleno de oro y joyas. Ahora ríe de manera maléfica)

Finn: (Confundido) ¿Qué? ¿Tu canasta está abajo de ese oro?

Penny: ¡Por supuesto que no! ¡Los engañé para robar este cofre de oro! ¡Yo no podría atravesar la barrera porque soy una ladrona!

Finn: (Nervioso) ¡Pero, si eres una niñita!

Penny: ¡Y SOY LADRONA!

Finn: Bueno, si esto no es tuyo, lo devolveré ahora mismo. (Se lleva el cofre de vuelta a la torre pero el campo de fuerza lo repele)

Finn: ¿Qué? (Toca el campo de fuerza e intenta entrar otra vez) Ah, ¡¿por qué no puedo?!

Penny: ¡Robaste algo en esta ciudad! ¡Ahora, tú eres un ladrón!

Finn: No... ¡No! (Golpea el campo de fuerza) ¡¿Qué he hecho?! ¡¿En qué me convertí?!

(Penny vuelve a tomar el cofre)

Penny: ¡Te volviste ladrón, tontotote! (Se retira y ríe)

Finn: Mis manos... están cubiertas con el polvo de un acto criminal ¡Ya no soy un niño bien!

(Se escucha una risa de la nada. La Bruja Árbol aparece desde las tablas del suelo del centro de la ciudad)

Hag: ¡Ah! ¡¿Qué te dije, muchacho?! ¡Esta ciudad te atrapa! ¡No importa qué tan puro seas! (Ríe de manera maníaca) ¡Chin, perdiste!

Jake: ¡Oye! ¡Ya estuvo bueno, harpía! (Se estira y toma a la Bruja Árbol con sus botas)

Hag: ¡OYE!

(Jake la arroja lejos del lugar)

Jake: (Se acerca a Finn) Finn.

Finn: ¡No me toques! ¡Soy impuro! ¡Ya no puedo ser héroe! ¡Ya no puedo ser tu amigo!

Jake: Cálmate, compadre. No es para tanto.

Finn: No, Jake, es un camino de un solo sentido hacia la perdición. Y debo caminarlo... fea soledad.

Jake: Nunca te voy a dejar solo, hermano. Eres mi héroe. Además, yo también robé estas botas (Las botas comienzan a brillar)… estas fenomenales botas ¡Así que estoy tan sucio como tú! ¡Estamos sucios los dos! ¡Ensuciemos el camino, juntos!

Finn: (Severo) Entonces abrazaremos la oscuridad de esta malvada ciudad, y usaremos métodos criminales para vengarnos de Penny.

Jake: Eso me gusta. (Se estira en forma de capa para planear con Finn)

Finn: Ya tronaste, pistolita.

(Exploran la ciudad en busca de objetos para su venganza. Finn entra en la casa del duende que robó la ballesta y la toma. Se va y entra a un hogar de armas, y roba dos sai. La escena va a un caballo bañándose en una tina. Finn toma su jabón)

Finn: ¡Gracias, maja!

(El caballo relincha desconcertado)

(La escena transiciona a una carpa, donde Penny está admirando el tesoro)

Penny: Hmm. Aja. Sí (De pronto, siente la presencia de una persona) ¡Ah! ¡¿Hay alguien ahí?! Hmm, ah.

Finn: Penny...

(Penny se asusta y desenvaina su daga)

Finn: Soy yo, Penny... el héroe cuya pureza robaste... y estoy aquí para ejercer mi venganza sobre ti...

(Finn y Jake aparecen)

Penny: ¡Ah!

Jake: Hola, Penny.

Penny: Finn, por favor, no apagues mis luces. Soy una pobre chica sin hogar.

Finn: Confié en ti, Penny. Y me hiciste robar y tomaste mi pureza ¡Me arruinaste!

Penny: Lo siento, Finn (Revisa un saco con monedas) Déjame darte algunas gemas o algo de oro, o... (Saca una daga) ¡este cuchillo en tu cuello! 

(Penny se lanza con la daga hacia ellos)

Jake: ¡Ay, muchacha! (Le arroja las botas, noqueándola en el suelo)

Finn: Gracias, bro.

Jake: De nada, hermano.

Finn: (A Penny) Tal vez enlodaste mi pureza. Pero creo que todavía puedes purificarte (Muestra el jabón) ¡Vamos, Jake!

Jake: ¡A bañarse! (Le arroja a Penny una cubeta con agua. Finn le frota el jabón sobre el cuerpo)

Penny: ¡No!

(Bañan a Penny hasta que terminan limpiándola a ella y a ellos mismos)

Jake: Ay, quedó bien bonita.

Finn: Se ha purificado.

Penny: Me siento limpia. Como si toda la suciedad y fechorías de la ciudad se hubieran ido. Gracias, Finn y Jake, no me había sentido así desde que era más chiquita.

Finn: Tú tranquila, nena.

Jake: ¡Hermano! (Frota el pecho de Finn) El agüita también nos salpicó.

Finn: ¡Estamos limpios!

Finn y Jake: ¡Sí! (Chocan los cinco)

Finn: Esta buena acción que hicimos nos purificó otra vez ¡Somos las Islas Vírgenes!

(Aparecen dos Querubines y le roban a Finn los sai)

Penny: Finn, te doy las gracias por esta segunda oportunidad de vivir pura.

Finn: Y ya sabes lo que significa, Penny; No más fechorías.

Penny: Nunca jamás.

Finn: Bueno, creo que es hora de desaparecer de este lugar.

Penny: (Salta a Finn y lo abraza) ¡Voy a extrañarte, Finn!

Finn: Ay, mi vida.

Penny: (Huyendo) ¡Adiós!

(Jake se da cuenta de que Penny robó la ropa de Finn)

Jake: ¡Ay, Finn! ¿Por qué estás desnudo?

Finn: (Se da cuenta) ¡Penny!

- Final del Episodio -

Transcripciónes
Anterior
"¡Desalojo!"
Siguiente
"El Jardín de la Bruja"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar