FANDOM


La casa de Emma estaba ubicada a las afueras de la ciudad y pese a que casi no tenia vecinos y que no tenía mucha comunicación con la civilización por así decirlo, le encantaba, amaba el acceso a la naturaleza que le brindaba su ubicación, frente a esta había un terreno baldío donde los pocos niños que vivían por ahí jugaban, mas al fondo había un bosque el cual le recordaba a su padre con el que solían salir por ahí a maravillarse con lo que encontraban a su alrededor, no muy lejos había un mirador el cual daba hacia un hermoso lago en el cual disfrutaban los jóvenes en el verano. Todo esto le daba a Emma mucho en que entretenerse pero pese a lo maravilloso del lugar a la vuelta de la esquina un poco más alejado había un Bar llamado “Saltus”, el que atraía por las noches a alcohólicos y apostadores.

Emma salió de su casa con la intención de buscar a Alan y sacarse de la cabeza el pensamiento de que aquel disparo podía haber herido a su hermano, se dirigía hacia el mirador cuando el sonido de otro disparo le hizo darse la vuelta y supo en ese momento que provenía desde el Bar “Saltus”, comenzó a correr rápidamente hacia la esquina y la dobló, lo primero que vio fue a dos hombres pero no podía identificarlos bien, disminuyo la marcha y camino por las sombras acercándose más hacia ellos. Llego hasta un árbol y observó, eran dos hombres frente a frente, uno de ellos alto y corpulento a quien no lograba verle la cara pues le daba la espalda sostenía un arma y la apuntaba hacia el otro hombre, un chico de unos 20 años con las manos arriba, de cabello oscuro, vestía unos jeans azules gastados y una chaqueta negra que se moldeaba muy bien a su cuerpo.

-Terminemos con esto de una vez Logan, dame el dinero que le debes al Jefe y te dejo ir -Le dijo el hombre que sostenía el arma.

-Ya te dije que no lo tengo, necesito más tiempo- Respondió el chico.

- ¿Más tiempo?- el hombre del arma rompió a reír- No lo creo- continuó- o me das el dinero ahora o la próxima bala no irá dirigida al suelo.

Como vio que Logan, el chico, no le respondió le dijo:

-Contaré hasta tres y si no sacas el dinero, date por muerto. Uno -comenzó a contar.
Emma sabia que lo mejor en esas situaciones era alejarse lo más rápido posible y no meterse, pero su corazón le decía que tenía que hacer algo.

-Dos- continuó el hombre mientras Emma se alteraba, el pánico que sentía no la ayudaba mucho a pensar pero sabía que si no hacia algo posiblemente habría un herido. Miro a su alrededor buscando algo que ayudara pero lo único que había era una ruma de arena y junto a ella una pala, la tomó rápidamente, se acercó por detrás silenciosamente, el hombre del arma era tan grande que la cubría completamente, levantó la pala con todas sus fuerzas y no supo de dónde sacó tanta valentía pero golpeó al hombre justo en la cabeza, lo único que escucho fue un -trrr- de este y se desplomó.

Logan no supo de inmediato que había pasado, hasta que vio a Emma, la quedó mirando con incredulidad, vio como rápidamente esta botaba la pala y miraba sus manos, quería decirle algo pero fue interrumpido por risas de personas que venían saliendo del Bar, -esto es malo- pensó. Si los veían ahí junto al cuerpo del hombre inconsciente de seguro tendrían problemas. Se acerco unos pasos a Emma y le dijo:

-Chica, te debo una pero ahora hay que moverse.

Comenzó a correr, pero Emma no se movió, esta lo había escuchado pero por alguna razón no lograba moverse, Logan volvió a mirar atrás y se dio cuenta de esto, dudo en si volver o no pero decidió que si, corrió hacia ella, paro justo frente a ella, le tomo la cara entre sus manos, Emma pudo ver sus ojos de un negro intenso, sus labio gruesos y sus caracteres marcados.

-¿Puedes escucharme?- preguntó algo preocupado.

-Si- respondió Emma a quien le volvían los sentidos

-Bien, porque hay que correr- dicho esto la tomo del brazo y comenzó a correr con ella. Corrieron hasta la esquina, la doblaron por la cuadra de la casa de Emma y llegaron al otro extremo donde había un faro de luz y pararon para respirar.

-Creo que no nos vieron- dijo Logan intentando controlar su respiración, Emma solo asintió.

Logan la observo por un rato ahora que había más luz lograba verla con claridad, sus ojos café claro y brillantes, su cabello castaño, sus labios rosados, sus mejillas coloradas por haber corrido y algo baja comparada con él. La hubiese seguido mirando si ella no se hubiese avergonzado al darse cuenta de esto. Hubo un momento de silencio que para Emma fue bastante incomodo y Logan lo interrumpió.

-Bueno, gracias por lo que hiciste, pero lo mejor será que te vayas a casa y no salgas por hoy.

-No puedo, tengo que encontrar a mi hermano- dijo Emma algo tonta al darse cuenta que había olvidado a Alan. Logan la miro algo dudoso.

-Como quieras- se encogió de hombros- pero si alguien te pregunta por mí no me has visto ni me conoces, ¿ok?

Que imbécil pensó Emma pero solo asintió, Logan se dio la vuelta y comenzó a caminar rápido en la dirección contraria.
Emma respiró profundamente y se dirigió a su casa a llamar a su madre, era lo mejor que podía hacer luego de por lo que había pasado. Al llegar se dio cuenta de que había luz en la casa, saco su llave y abrió la puerta, entró y vio a Alan parado con un vaso de jugo en la mano.

-¿Dónde estabas?- le dijo de inmediato

-Por ahí- respondió Alan encogiéndose de hombros.

-¿por ahí?, te salí a buscar porque escuche un disparo y…

-Relájate hermana, no quiero escuchar tus sermones- se dio la vuelta y subió rápidamente por las escaleras hacia su habitación dejando a Emma nuevamente hablando sola.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar